1 de febrero de 2012

Ñoña. (I)

La primera vez que gané algo en mi vida, también fué la primera vez que fuí re ñoña.
Tenía 16 años y a mi colegio llegó una invitación para alumnos de 2do año de Polimodal en aquél momento, destinada a que participemos de una especie de concurso que se iba a realizar el siguiente sábado en una de las plazas más populares de la ciudad, ubicada en la peatonal. El concurso era sobre preguntas y respuestas de cultura general. La rectora invitó al puñadito de pibes que teníamos un promedio "aceptable", entre esas quién escribe.
Me quedó picando la curiosidad cuando salí del despacho de la rectora. En mi vida había participado de uno de esos eventos. Es más, por esa época, apenas si salía de casa. Iba del colegio hasta mi hogar y del hogar al colegio. Los fines de semana me quedaba en casa, toda una ermitaña. Acepté ir porque no tenía nada mejor que hacer.
Llegó el sábado, me despedí de mi vieja, me tomé un bondi y llegué al centro. Estaba colmadísimo, aparte del concurso, aparentemente iba a haber algún recital de bandas locales. Me encontré con W., compañero del otro 2do, M.J., compañera de W., y un par de nombres más que no recuerdo en éste momento. Nos acercamos al escenario (sí, había un escenario enorme, cosa que me intimidó más) y luego de una hora y media de preparativos, se largó. Había como 4 colegios más de capital y 2 más del interior. La primera ronda era eliminatoria entre todos los alumnos de un mismo colegio. Quiénes pasaban de ronda, se ganaban una bicicleta. Terminamos W. y yo en la semifinal. Yo pasé de ronda.
Cuando bajé del escenario con mi bicicleta, no lo podía creer. Jamás había ganado nada. Era una bicicleta común, amarilla. Recuerdo que llamé a mamá para decirle que me había ganado una bicicleta, como si fuera que me había ganado el Premio Nobel de Literatura (ojalá). Mi vieja no entendía un comino, pero me dijo que me iba a pasar a buscar al centro.
Después tuve que volver porque faltaba la gran final entre los finalistas de cada colegio. Quedé afuera por una pregunta que todavía recuerdo bien: "¿Cuál es el noveno planeta del sistema solar?". Dije la respuesta correcta (Plutón en aquél momento), pero los jueces (había jueces) pensaron que me soplaron de abajo del escenario y la dieron como inválida. Pero no me importó, ya tenía mi bicicleta y no me importaba nada más.

Después, mi viejo la vendió para comprarme un reproductor de MP4 que se fundió luego de un mes de uso, por motivos que aún desconozco.

1 comentario:

Nomi ☂ dijo...

we... yo no recuerdo de aquel evento,bah nunca lo supe, creo :S ... que raro...
Y bueh, me parecio muy de hdp lo que hicieron los jueces, pero estoy segura que a mi tampoco me hubiera importado si me ganaba la bici xD ...pero la hubiera conservado! D: . Nos vemos nena, me encantan tus post.